Retención de los líquidos contaminantes de una forma rápida y eficaz

Las barreras de contención automáticas permiten la retención de los líquidos contaminantes de una forma rápida y eficaz, sin necesidad de la acción humana para su funcionamiento.

Se recomienda la instalación de este tipo de sistemas en todas aquellas puertas en las que hay un tránsito diario, para poder dejarlas abiertas sin afectar a la circulación, y tener la seguridad de que se activarán en caso de emergencia.

Las barreras automáticas se pueden conectar a diversos tipos de señales externas, con la finalidad de asegurar su activación autónoma cuando sea necesario. Habitualmente se conectan a la central de incendios, a sensores de líquido, explosímetros, pulsadores a distancia, etc.

Dentro de las barreras automáticas, existen dos grandes categorías: barreras neumáticas automáticas y barreras automáticas con electroimán.

Gracias al trabajo de nuestro departamento de I+D+i estamos en constantes mejoras de todos nuestros para ajustarnos a los más altos estándares de calidad y exigencia de nuestros clientes. Desarrollamos nuevos diseños y mejoramos los existentes. Fruto de lo anterior, dentro de las barreras manuales existen dos grandes categorías:

1. Barreras automáticas neumáticas

Barreras cuya subida y bajada está controlada mediante un cilindro neumático. Su gran ventaja es que son adaptables a cualquier tipo de puerta y muelle de carga.

Previous
Next
Barrera simple
Barrera de un solo brazo accionada por un pistón neumático.
Previous
Next
Barrera doble
Barrera de dos brazos accionada por un pistón neumático. Para puertas de mayor tamaño.
Previous
Next
Barrera pórtico
Barrera con forma de “U” para muelles de carga con plataforma de carga.
Requisitos para la instalación
  • Acometida de aire seco a 6 bar o compresor autónomo. LCF instalará un calderín de aire por barrera que deberá legalizarse como aparato a presión.
  • Acometida eléctrica para alimentación
  • Señal de activación automática
Sistemas de seguridad
  • Funcionamiento en caso de fallo del suministro eléctrico y/o neumático
  • Sistema anti-atrapamiento que garantiza que nadie pueda dañarse con la barrera.
  • Baliza acústica y luminosa en caso de activación remota, para avisar al personal de que se iniciará la bajada de la barrera.
Opcionales
  • Pulsador a distancia adicional
  • Sensores de activación (Sensor de líquidos, final de carrera, etc.)
  • Sistema adaptado a zona ATEX
  • Otros colores RAL

2. Barreras automáticas con electroimán

Las barreras automáticas con electroimán son un novedoso sistema cuyo funcionamiento se asemeja al de las puertas cortafuego.

En condiciones normales, la barrera se encuentra en posición vertical, fijada mediante un electroimán. En caso de recibir una señal de activación, la barrera desciende lentamente hasta situarse en posición horizontal, y queda fijada mediante una palanca mecánica situada en el extremo de la barrera.

La gran ventaja de este sistema automático, frente al sistema anteriormente descrito, es que no requiere de instalación neumática para su funcionamiento. Como desventaja, la barrera requiere que su desactivación y levantamiento sean manuales.

Por otro lado, este sistema está solo diseñado para puertas de hasta 350 cm de luz. No es apto para grandes accesos ni muelles de carga.

Modelos:

Previous
Next
NOVEDAD 2021
Barrera simple
Barrera de un solo brazo cuya bajada de bajada lenta y subida manual.
Requisitos para la instalación
  • Acometida eléctrica para alimentación
  • Señal de activación automática
Sistemas de seguridad
  • Funcionamiento en caso de fallo del suministro eléctrico
  • Sistema anti-atrapamiento que garantiza que nadie pueda dañarse con la barrera.
  • Baliza acústica y luminosa en caso de activación remota, para avisar al personal de que se iniciará la bajada de la barrera.
Opcionales
  • Pulsador a distancia adicional
  • Sensores de activación (Sensor de líquidos, final de carrera, etc.)
  • Sistema adaptado a zona ATEX
  • Otros colores RAL
  • Etc.